Un rabino

Un rabino que pasaba por un momento de crisis de apostolado, comenzó a pasear sin rumbo por su ciudad. Observó cómo un soldado caminaba hacia delante y atrás y siempre con los mismos movimientos.

El rabino le preguntó: -¿Pero tú sabes bien para quien caminas?

El soldado replicó: -Claro que sí, camino al servicio de mi señor el rey. Y estoy orgulloso de ello.

Aquella contestación animó al cansado rabino, que volvió otra vez a patear su ciudad buscando personas a quien ayudar. Y cuando él se hacía la pregunta en su interior, también tenía una contestación: “¿Y tú para quién caminas? Camino para mi Señor. Aunque parezca que pierdo el tiempo.”

Anuncios

~ por rafapalomera en 10 enero, 2007.

Una respuesta to “Un rabino”

  1. Los sabios aprenden continuamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: