Espiritu, padre de los pobres

ESPÍRITU, PADRE DE LOS POBRES

¡Ven Espíritu de Dios!

Ven, Padre de los pobres,

a saciar nuestra sed

y a reafirmar nuestra creatividad.

Tú que eres brisa de paz y soplo vivificante, ven a ensanchar nuestros horizontes

y nuestro corazón.

Ven, sí, Espíritu de Dios,

danos la brisa de la mañana abrásanos

con el fuego de mediodía

y sé nuestra paz,

ahora que comienza nuestro día.

Cada día queremos cantar tus maravillas, queremos alabar tu misericordia, amor y paz.

Que nuestra acción de gracias

por los hombres,

resuene hasta en los confines

de la tierra.

Ven y enséñanos

en qué tenemos que ocupamos,

hacia dónde debemos

dirigir nuestros esfuerzos,

haznos saber lo que debemos realizar,

para que con tu ayuda

toda la humanidad te glorifique.

No permitas que seamos

perturbadores de tu justicia,

Tú que amas-, sobre todo,

al pobre y desvalido.

Que la ignorancia y la falta de conversión

no nos arrastre al mal,

ni el aplauso nos desvíe

ni nos corrompa el prestigio,

antes bien, únenos más a ti.

Que en nada nos apartemos de la verdad, para que así, unidos en tu presencia, podamos,

en todo mantener la justicia

y la solidaridad

con los que no cuentan

en nuestro mundo.

Anuncios

~ por rafapalomera en 8 abril, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: