Orar es escuchar a Dios en el silencio

 

“Necesitamos encontrar a Dios y no podemos encontrarle en el ruido y la inquietud. Diso es amigo del silencio. Mirad cómo la naturaleza –árboles, flores, hierba- crece en el silencio; mirad las estrellas, la luna y el solo cómo se mueven en silencio. ¿No es nuestra misión en el suburbio y entre los pobres la de dar algo de Dios? No un Dios muerto, sino vivo, amante. Cuanto más le recibamos en la oración silenciosa, más daremos en nuestra vida activa. Necesitamos más del silencio para tocar nuestras almas. LO ESENCIAL NO ES LO QUE DECIMOS, SINO LO QUE DIOS NOS DICE Y A TRAVÉS DE NOSOTROS. Todas nuestras palabras será inútiles si no vienen de dentro; las palabras que no traen la luz [de Cristo] acrecientan la oscuridad”

                M. Teresa de Calcuta.

Anuncios

~ por rafapalomera en 18 noviembre, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: